Historia

La Asociación Galega de Amigos do Camiño de Santiago nació en el año 1992 promovida principalmente para preservar el espíritu tradicional de las peregrinaciones y, al mismo tiempo, la investigación, recuperación, señalización y defensa de todos los Caminos de Santiago que discurren por nuestro país y especialmente por Galicia. 

 

Un poco de historia...

El Monasterio de Santa María de Sobrado dos Monxes era testigo, una fría mañana de otoño de 1992, del nacimiento de la Asociación Galega de Amigos do Camiño de Santiago. Allí se habían congregado veteranos que habían colaborado con el llorado párroco de O Cebreiro, Elías Valiña, en la búsqueda y recuperación de las viejas trazas jacobeas. Estaban también presentes miembros de la antigua asociación de A Coruña (creada cinco años antes por mediación de Elías Valiña, sería el germen a partir de la cual creceríamos) y, sobre todo, muchos peregrinos para quienes el Camino no había terminado, ni mucho menos, con su llegada a Compostela. En la mente de todos dos grandes retos: en vísperas del Año Santo de 1993 se estaba produciendo una auténtica transformación del Camino de Santiago, con una intervención cada vez más intensa de las administraciones públicas en las rutas jacobeas, y el consiguiente peligro para el espíritu tradicional de las peregrinaciones, espíritu que considerábamos necesario, a toda costa, respetar. Por otro lado éramos conscientes de que en Galicia, independientemente del Camino Francés, éramos depositarios de otras rutas de peregrinación, cientos y cientos de kilómetros, totalmente abandonadas y sumidas en un absoluto olvido y desamparo.

 

Asumimos pues el reto de defender el viejo espíritu de la peregrinación tradicional y, a la par, de la investigación, recuperación, señalización y defensa de todos los caminos de Santiago que recorrían nuestro país.