Etapa 1

Camino Portugués 0€ 5900 hits

Descripción

Nota previa:
La distribución de etapas que realizamos aquí es meramente indicativa y está absolutamente en función de los albergues disponibles a día de hoy (Enero 2003) Ten en cuenta que está en construcción un nuevo albergue en Porriño (abrirá en verano de 2003) y en proyecto otro más en Caldas de Reís. De todas formas toma esta distribución como aleatoria (aunque fruto de alguna experiencia), que en el Camino de Santiago, como no podía ser otra cosa, el libre albedrío es el rey y la santa voluntad emperadora de toda iniciativa.

EL ITINERARIO

Tu Camino entra en Ponte de Lima por la Puerta y Rúa do Souto, aborda el ábside de la Igreja Matríz y prosigue por las Rúas Direita y Fonte da Vila para recorrer pronto la vieja Ponte Romana. Dejas a tu derecha la Igreja de Santo Antonio, un zig-zag y, siguiendo las flechas amarillas, te internas enseguida por el antañón Caminho das Tojeiras, restos del trazado de la Vía Romana XIX del Itinerario de Antonino. Toma precauciones, el suelo suele estar muy embarrado por espacio de 1 kilómetro. Vas dejando atrás antiguas quintas (palacios) de la hidalguía limiana: Quinta de Sabadao, Quinta de Pomarchao... A tu derecha siempre el río Labruja. Disfruta de la belleza y de la serenidad del ubérrimo valle que te envuelve, rodeado de olivos centenarios. Pronto, por Cancelinhas, alcanzaras Arcozelo. Más olivos, rodea la iglesia y sorpréndete en el ábside con los signos de los canteiros. Entre ellos, algo excepcional, un brazo porta una enorme maza de guerra.

Desde Arcozelo el Camino describe un amplio arco hasta el famoso Ponte da Geira. Lo cruzas, dejas ya el Labruja a tu izquierda, y pronto te internas, en el lugar de Boavista, hacia Coutada, Ribario, Carvalho Mouco y Moinho do Folao. El Camino, por veces, es aquí un humilde trillo acosado por los muros de las fincas que lo circundan. A tres kilómetros de la Ponte da Geira te encontrarás con la nueva autopista, que debes salvar por un paso inferior. Hasta aquí todo ha sido camino de tierra, jalonado con tramos de ese bello pavimento conocido como "calceta portuguesa". Pero ahora, por dos kilómetros, te verás obligado a seguir la carretera comarcal de Ponte de Lima a Cepoes. Giras al Este hacia el Ponte do Arco. Las flechas amarillas y un "peto de ánimas" te indican el buen Camino. Vas dejando a un lado las pequeñas capillas de S. Sebastiao y Nª Srª da Guía. La evocadora capilla de Nª Srª das Neves te indica el punto donde debes abandonar el asfalto.

Inicias ahora una suave subida rodeado de inmensos pinares que, en los claros, te permiten seguir admirando el bellísimo valle que vas dejando a tus pies. Prosigues hasta Vinhó, dejando a tu izquierda los pequeños lugares de Casas Brancas y Espinheiro. Es aquí, en Espinheiro donde se separa la vía romana (ésta prosigue hacia la Portela Pequena do Labruja) del camino medieval, tu Camino, que se dirige hacia la Portela Grande do Labruja. En Vinho pasarás bajo un enorme y curioso "esteio" o pedrón que sostiene una viña, para llegar a uno de los lugares míticos del Camino Portugués: la Fonte das Tres Bicas, envuelta en leyendas de hadas, de peregrinos y de misterio. Una pronunciada subida te sitúa, al poco, en las proximidades de la Capilla de Santa Ana, después de atravesar los lugares de Olival y Bandeira.

Es precisamente en este punto donde el Camino, envuelto en inmensos bosques de pinares, busca la Portela Grande do Labruja. Es la única subida relativamente importante que vas a afrontar hasta Compostela. Hasta cuatro pistas forestales mutilarán tu Camino, mientras subes hacia la Portela Sigue aquí fielmente las flechas amarillas, una cruz de muertos, "A Cruz dos Franceses", te confirmará el buen Camino en medio de una empinada subida. Por aquí fue donde el peregrino Nícola Albani, en el siglo XVIII, utilizando su bordón, acabó con la vida de un bandido que le asaltó en estos remotos parajes. Una última cuesta y te espera ya el alto y una vista grandiosa sobre el valle del Lima, que se extiende a tus pies. Estás próximo a la caseta del guarda forestal y ya todo será gozosa bajada hasta Rubiaes.

En el descenso encontrarás los antiguos molinos de Cabanas, todavía en funcionamiento. Otro viejo puente, el de Agualonga, te sitúa ya muy cerca de la carretera Ponte de Lima-Valença que deberás seguir durante quinientos metros para alcanzar la Iglesia de San Roque - donde de nuevo se vuelven a encontrar la vía romana y el camino medieval- y continuar luego por un espeso bosque para llegar, al poco,a la Igleja de Rubiaes, magnífico ejemplar del románico y que ostenta, en el atrio, un miliario de Caracala. Estás en la mitad de tu etapa.

Abandonas la antigua iglesia y, tras trescientos metros de carretera, las flechas te llevan hacia el puente medieval de Rubiaes. Ojo al terreno, muy embarrado e invadido por pluviales de las fincas adyacentes. Tras pasar el puente sobre el Coura cruzas la carretera junto a un socorrido bar-tienda. El Camino continúa por el Couto das Cabras y la aldea de Pecene para desembocar en Sao Bento da Porta Aberta. Deberás bordear la parte posterior de la histórica capilla de S. Bento (siempre con la "porta aberta" a los peregrinos) y ya te recibe, de nuevo, un espeso bosque. Ve atento a las flechas. En el paraje donde se situaba la desaparecida Tasca dos Caldas, en Fontoura, de nuevo se separan la ruta romana y el camino medieval - es un continuo hola y adiós hasta Compostela-, siguiendo la primera a media ladera por el monte de Contença.. Tú Camino prosigue hacia Gontomil. Allí, a pocos metros de las ruinas de la Capilla de Nª Sra. da Guía, encontrarás una pequeña lápida, pegada a un muro, con una inscripción: "Este he o Caminho de Ponte", que te confirma el buen Camino. Desciendes ya hacia Fontoura. Antes, en el lugar de Pereira, encontrarás una casa en ruinas, a la izquierda de tu marcha. En una pared verás una de las imágenes más emblemáticas y conmovedoras del Camiño Portugués: La humilde imagen en madera de Nosso Sr. dos Caminhos. Al igual que el cruceiro de Amonisa, que encontrarás más adelante en Galicia, esta modesta imagen pintada en madera ha presidido siempre nuestros trípticos sobre este Camino, Nosso Sr. dos Caminhos protector de los caminantes y de los peregrinos. No ocultamos la particular devoción que nos inspira el humilde Cristo de los caminantes.

Ya en Fontoura, en el lugar de Barrio, te servirá de referencia la Capela do Sr. dos Aflitos. En su parte posterior un bellísimo cruceiro del siglo XVIII muestra los símbolos de la peregrinación en el fuste, vieira y bordón. En el pequeño jardín que rodea la iglesia, junto al Camino, una pequeña placa de piedra recuerda a Alfredo Jeremías Sampedro, nuestro querido compañero, que formó parte del equipo de la Asociación Galega que recuperó este Camino. Reza una oración en su recuerdo, el Apóstol te lo compensará.

Por cierto, frente a la Iglesia de Fontoura hay una taberna, "A Taberna da Igreja". Pide un vinho verde y pregunta por Carlos Pedrosa. Si hay suerte y está de buen ánimo - cosa no muy frecuente, pero es cuestión de más vinhos verdes- pídele que te abra una puerta metálica que hay junto a la taberna. Esa puerta oculta el más extraordinario museo de acordeones y concertinas de la península ibérica. Si el propietario se sigue mostrando "animoso" y llega a tocar el acordeón, tendrás un anticipo del Paraiso.

Desde Fontoura, sobre el trazado de una carretera vecinal, el Camino pronto gira a la izquierda (600 metros) para continuar por Passos hasta otro puente medieval, Ponte Pedreira, en Cerdal, y entrar ya en Tuido y en la carretera nacional. A los cien metros llegarás al lugar de Alberguería, en Arao.. Desde este punto hasta el antiguo embarcadero de peregrinos del Cais, en la ribera del Miño, el antiguo trazado desaparece después de atravesar, de nuevo, la carretera nacional en Conguedo. Por eso te aconsejamos continuar (2 kms en total) por la carretera nacional desde Alberguería para bordear la fortaleza de Valença. No te compliques, hazlo así. El viejo puente internacional te introduce ya en España y en Galicia. Ante ti está la antigua ciudad de Tui. Ganando el antiguo Puerto de Lavacuncas (sigue las flechas) deberás ascender hasta la catedral para llegar al albergue, que está junto a ella.
Ponte de Lima-Tui

ALGUNAS NOTAS A ESTA ETAPA

  • Tienes suerte. En un espacio de 39 kms vas a cruzar tres espacios propuestos a la Unesco como Patrimonio de la humanidad: Los cascos urbanos de Ponte de Lima y los de Valença y Tui. Piérdete en ellos, tienen todo el encanto de las antiguas villas hidalgas.
  • No encontrarás grandes desniveles en tu Camino, en todo tu Camino hasta Compostela. Salvo la Serra de Labruja (que no es comparable, vg, a la subida a La Faba en el Camino Francés) no encontrarás ninguna otra subida que requiera un mediano esfuerzo.
  • Atención al barro, incluso en verano. Prácticamente todo el Camino discurre por antiguas corredoiras en las que muchas veces convergen las aguas de fincas colindantes. Si aceptas el consejo, utiliza botas. Y, aunque sea cómodo, olvidate de pantalón corto. El tojo, en ciertos tramos, puede ser un afilado y desagradable compañero de viaje.
  • Procura aprovisionarte en la pequeña taberna que existe junto a la Capilla de Nª Sra das Neves, como muy tarde. Tienes por delante la subida a Labruja y hasta cerca de Rubiaes no encontrarás nada.
  • En Ponte de Lima no hay albergue de peregrinos pero si algún que otro alojamiento limpio, barato y a buen precio. Pregunta en la Oficina de Turismo. Uno al que solemos acudir los peregrinos es al pequeño y sencillo hotelito de Maria das Dores Trigo. Crasto-Ribeira-4990-388 Ponte de Lima, Tel 258941617. Si no funcionara ese teléfono utiliza este otro: 918477142 Habitaciones con baño, limpio, buen precio, buen desayuno y mejor trato. Dejan todo dispuesto para que los peregrinos puedan madrugar y desayunar temprano. Respecto a Valença, tienes a tiro de piedra el albergue de Tui (ver siguiente etapa), pero dejan dormir en el polideportivo. Preguntad en la Cámara Municipal por Rafael Estanqueiro o Manuela Salvadores (Piscinas Municipales).
  • UNA AYUDA: El recorrido de esta etapa, entre P.de Lima y el albergue de Tui (39 kms) no está tal vez al alcance de todos. Para los que no queráis hacerla de un golpe, tomad nota: Más o menos a mitad de Camino, en San Roque, una vez bajada la Serra de Labruja, hay un pequeño hostalito, con gente muy acogedora, que viene a cobrar unas cuatro mil de las antiguas pesetas por una habitación limpia y con baño (desayuno bastante modesto incluído), está en el mismo Camino en la carretera de P.de Lima a Valença: Residencial O Repouso do Peregrino, teléfono 251943692, Estrada N-201 Valença-Ponte de Lima. SAN ROQUE, 4990-691 Rubiaes,Paredes de Coura.

Breve resumen

  • Localización: PONTE DE LIMA - TUI
  • 0€
  • Tipo: Etapas
  • Ruta: Camino Portugués
  • kilómetros: 39 Km